Blog

Merac-PYME-PROTOCOLO-FAMILIAR-sucesion-empresa

El Protocolo Familiar: Instrumento esencial para la continuidad de la Empresa Familiar

Gran parte del tejido empresarial que compone nuestro país son pequeñas y medianas empresas que han sido constituidas por los progenitores de una familia y que van pasando de generación en generación.  

Sin embargo, muchos de estos negocios familiares no consiguen continuar al pasar su gestión y dirección a las nuevas generaciones, en algunas ocasiones, por los distintos conflictos que surgen entre las distintas ramas familiares que heredan el negocio o por la entrada de terceros ajenos al núcleo familiar.  

Por ello, resulta esencial para asegurar la continuidad del negocio familiar y evitar determinados conflictos que se podrían dar en la sucesión de la empresa, regular determinados aspectos del negocio, tales como el gobierno y la dirección de la empresa, el régimen de transmisión de las acciones o participaciones entre las distintas ramas familiares etc. 

Algunos de estos aspectos pueden ser regulados a través de los estatutos sociales, no obstante, hay otros que exceden la esfera de regulación de éstos, pero que no, por ello, son menos importantes para asegurar el buen funcionamiento y mantenimiento del negocio familiar.  

¿Qué es un protocolo familiar?

La regulación de esos aspectos se puede hacer a través de los llamados protocolos familiares, un instrumento esencial que permite establecer las bases y reglas que regirán el futuro de la empresa familiar. 

El Real Decreto 171/2007, define el protocolo familiarcomo: “El conjunto de pactos suscritos por los socios entre sí o con terceros con los que guardan vínculos familiares respecto de una sociedad no cotizada en la que tengan interés común en orden a lograr un modelo de comunicación y consenso en la toma de decisiones para regular las relaciones entre la familia, propiedad y empresa, que afectan a la entidad”. 

¿Qué aspectos se regulan en un protocolo familiar?

Entre los principales aspectos que se regulan en los protocolos familiares podemos destacar la gestión y administración de la empresa familiar, la forma y momento en que se llevará a cabo la sucesión delegando la gestión en los sucesores, los requisitos objetivos para acceder a los diferentes puestos y las remuneraciones de familiares o la entrada o salida de socios, así como cualquier otro pacto que pretenda solventar situaciones que, por su trascendencia, son susceptibles de ocasionar conflictos futuros y hacer peligrar la continuidad de la empresa. 

La validez del protocolo familiar frente a la Sociedad

No obstante, hasta hace algunos años, una de las problemáticas que surgían en la aplicación de los protocolos familiares era que, si bien, como hemos indicado, parte de los acuerdos suscritos en el mismo podrían trasladarse a los estatutos sociales, existían otros que, por su naturaleza, no tenían cabida en los estatutos, lo cual generaba determinadas dificultades, ya que al tratarse derechos y obligaciones de carácter privado no se podían hacer valer frente a la sociedad.  

Sin embargo, parece que esta problemática ha quedado resuelta en la resolución de la Dirección General de los Registro y del Notariado de 26 junio de 2018, la cual contempla la posibilidad de recoger la obligación de cumplir con el protocolo familiar como una prestación accesoria que alcanza a la propia empresa, superando los propios límites internos de la familia.  

Para ello, establece la referida resolución que se deben cumplir con una serie de requisitos:  

  • El protocolo familiar debe constar en escritura pública.  

  • Los estatutos sociales deben incluir como prestación accesoria el cumplimiento el protocolo familiar, el cual deberá estar perfectamente identificado en los estatutos con la concreción del Notario, lugar de otorgamiento, protocolo y fecha, de forma que pueda ser conocido tanto por los socios actuales, como los futuros, los cuales quedarán obligados al cumplimiento de lo establecido en el mismo, al contemplarse dicha obligación como una prestación accesoria que alcanza a la propia empresa.   

De esta forma, el protocolo familiar permitirá planificar la sucesión del negocio familiar y asegurar que el mismo tenga alcance tanto para los socios actuales como para los futuros, evitando posibles conflictos que pudieran surgir en la gestión del negocio al pasar a las nuevas generaciones. 

Comparte el artículo
Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Últimos posts

¿Tienes alguna duda?

Otros Artículos

mayo 10, 2022